Este es un trabajo interesante porqué se juntan varios requerimientos al mismo tiempo. Este cliente disponía en un dominio de un WordPress para blog y una tienda para vender online (además de la física) en Prestashop.

Necesidades del cliente:
– Por un tema de marcas (que ahora no viene al caso, ya que no era un tema SEO) se necesitaba cambiar de marca y, por consiguiente de dominio.

Posicionar una nueva familia de keywords que hasta ahora no se habían tocado nunca, de hecho, en toda la web no salía ninguna de ellas.

Situación de partida
En este gráfico de SEMrush, podemos ver las visitas que tenía la web. La bajada de visitas al final del gráfico se explica porqué la migración se empezó en el mes de mayo, y hasta septiembre siguieron saliendo resultados de la web en las búsquedas de Google.

punto de partida

Trabajo SEO para no perder visitas y aumentarlas

El principal problema con un cambio de dominio es que se necesita redireccionar todas las URLs del antiguo dominio a su nueva URL. Estas redirecciones (301) a través del fichero .htaccess no tienen ninguna dificultad técnica, pero hay que tener en cuenta que una redirección 301 no transmite el 100% de la autoridad, así que perderemos fuerza de posicionamiento si o si con la redirección. ¿Cuanta autoridad se pierde? En cada web será distinto, pero si tienes curiosidad, aquí puedes ver un estudio donde se midió la pérdida de link juice. Otro problema que nos encontramos, es que todos los enlaces acumulados hasta ese momento estaban transmitiendo fuerza al antiguo dominio.

Como he comentado, lo primero fue crear todas las redirecciones para no perder visitas al día siguiente del cambio de dominio, y el siguiente paso fue conseguir todas los backlinks que teníamos hasta ese momento a través de Google Search Console, Ahrefs, Majestic y Open Link Profiler para juntarlos todos y empezar a contactar con los propietarios de las distintas webs – empezando con las que tenían más fuerza – solicitando (muy educadamente) que cambiaran los enlaces.

De muchos sitios no recibimos respuesta – a pesar de insistir – pero de los más importantes si y eso ayudo a recuperar el 100% de la autoridad de esos sitios.

Después de eso, solo quedó trabajar el SEO técnico a través de nuevas KW y enlaces internos (muchos enlaces internos), además del link building.

El trabajo se notó enseguida, y a la vuelta del verano (en septiembre) ya habíamos superado las visitas que tenía la antigua página y aumentando el número de palabras clave que posicionaban anteriormente.

resultado final seo

Seguramente os sorprendan el número de backlinks, el 99% provienen de la antigua web y aunque ya no existen ni están indexados SEMrush lo sigue indicando. Por este motivo en el análisis de enlaces externos no usé SEMrush ya que no es muy fiable. ¡Ojo! No es fiable en encontrar enlaces, en otras cosas es una maravilla y siempre trabajo con él.